Archive for 2014

Profumo di Uomo

Un relato de Lluís Blanc. A short tale by Lluís Blanc

 

Ramón entra en el bar antes de la hora convenida, busca una buena mesa y se sienta a esperar. Ha quedado con un buen amigo; un amigo antiguo y querido que está pasando por una profunda crisis de pareja. Abel es uno de esos hombres buenos que están, sin embargo, condenados al fracaso por su absoluta falta de malicia. Se entrega a su pareja hasta la rendición, y eso es el principio del fin. IMG_3366Es sólo cuestión de tiempo que, sin tensión afectiva, sin riesgo ni triunfo, su mujer acabe perdiendo el interés.

Ramón pide una cerveza y se prepara para oír lo que ya sabe. Ha notado los cambios en Verónica. Su cada día más acusada necesidad de espacio, su renacida coquetería….

Ramón sabe que Abel la ama, que no soporta la idea de perderla y que justamente esta es la razón por la que la acabará perdiendo. Sabe que le contará todo lo que ha hecho por ella, todo a lo que ha renunciado sin dudar. Su devoción y sus constantes atenciones. Su escrupuloso respeto y comprensión infinita. Y lo injusto que es lo que le está pasando. Que no consigue entenderlo, que no puede aceptarlo y que está lleno de rabia. Le preguntará sobre qué hacer, le dirá que ya no aguanta más. Si se enfrenta a ella se irá, pero si le deja espacio se acabará marchando igualmente. Ramón piensa en su amigo. Lo conoce desde hace décadas y siempre ha sido igual. Un tipo que hace de su bondad y predictibilidad su principal virtud. Un personaje transparente y fiable, de trayectoria lineal y velocidad de crucero…

De pronto se le ocurre una idea: Abel debería simplemente cambiar de perfume. Apuesta a que usa exactamente el mismo desde que se casó, o que como mucho lo ha cambiado a propuesta de su mujer. Esta vez debería pasar de su confortable y elegante colonia a una fragancia más atrevida e intensa. Y hacerlo sin más. Sin ninguna explicación. Verónica no podrá evitar hacerse preguntas. ¿Y este cambio?, ¿A qué viene?, ¿A quién quiere gustar? A mí no, porque a mí nunca me han gustado los perfumes intensos (si fuera de otro modo Abel hace años que los usaría, sonríe Ramón mientras lo piensa) ¿Quién se lo ha recomendado? No le pega nada. Posiblemente le interrogue directamente y entonces Abel debe quitarle toda la importancia. No sé, me ha dado por ahí. Y sobre todo no preguntarle si le gusta. Obviamente no arreglará todos los problemas, pero abrirá la posibilidad del misterio, del peligro. Añadirá independencia, malicia, o incluso capacidad de traición a su personaje. Rasgos de los que ahora carece y que lo convertirán seguro en más interesante, más deseable. Todo ello aderezado con un par de despistes y algún pequeño retraso injustificado, puede que despierten el interés ahora desaparecido en Verónica.

Abel se sienta tras un efusivo abrazo. Se sincera con su viejo amigo y le pide consejo. Ramón le explica su sutil pero sofisticado plan, y éste responde con una mueca de absoluta perplejidad. Como si su amigo le estuviera explicando la burrada más grande jamás contada. Ramón le mira a los ojos y comprende que si Abel fuera capaz de entender de lo que le está hablando, posiblemente no estaría en la situación en la que se encuentra. Le pide entonces que olvide su alocada idea y le ofrece un consejo tan estándar como inútil: Habla con ella. No hay nada que no se pueda resolver hablando.

Estrenamos base line

cover photo

Tras trece años bajo la definición Packs and Brands, que venía a ofrecer un tono desenfadado frente a los planteamientos grandilocuentes de la consultoria estratégica para marcas, hemos sentido la necesidad de re-definirnos. Demasiadas cosas han cambiado desde entonces para seguir siendo los mismos.
Es obvio que la finalidad del diseño no es la belleza per se, pero tampoco basta con cumplir con la funcionalidad, la diferenciación o incluso con el branding de manual. Ante un panorama de contención en el consumo el diseño debe apuntar al deseo.
El deseo provoca tanto el sentimiento de anhelo, como la necesidad de actuación para satisfacerlo. El poder motivador del deseo es indiscutible (Hobbes llegó a afirmar que el deseo es la motivación principal de toda acción del ser humano), por este motivo tenemos la convicción de que todo, desde la conceptualización inicial de un proyecto, hasta su comunicación final, debe buscar la generación de deseo. Y así lo reivindicamos: DESIRE DESIGN.